Increíble! Cuando Salta se transformó en Hollywood.

SALTA Por Redacción 387 Salta
Allá por finales de 1961, la ciudad de Salta se vió convulsionada por una multimillonaria producción cinematográfica con grandes artistas de Hollywood. En la misma participaron además miles de extras salteños.
xa05VXhFWcnTOBtwU4gHGOR3ZeW
Taras Bulba

Transcurría octubre del 61 cuando algunas mega estrellas de Hollywood de ese entonces, arribaron a Salta para filmar la película "Taras Bulba", bajo la dirección de J. Lee Thompson en inmediaciones de la sacudida ciudad.

Yul Brynner y Tony Curtis, famosos actores de primer nivel de esa época más un equipo de producción de más de doscientas personas llegadas de los Estados Unidos, Italia y España se unieron a los mas de ¡seis mil extras salteños!, entre ellos soldados del Regimiento V de Caballería y gauchos de varias localidades norteñas.

Entre algunos de los extras locales se encontraban:  Graciela Cárrega Martínez Zuviría, Valeria Warzyniak, Nélida Mazzaglia, Yolanda Altobelli, Eleonora Ortiz, Elba Rosa Corbalán, María Elena García Pinto, Carmen Mercado, Marta Yarad, Luz María Dávalos. Mientras que del lado de los varones: Federico Austerlitz, Gustavo Marrupe, Guillermo Wilde, Chiquito Paterlini, Javier Slodky, Armando Troyano, Carlos Cauli, Roque López Fleming, Humberto DÂÂ’Aluisi, Juan Carlos Villamayor, Miguel Sastre, Julio César Ulivarri, Benjamín Toro, Ramiro Zamora, Adrián y Nolasco Cornejo Costas, Luis Van Doorn, Gustavo Uldry, Miguel Ángel Pérez, Edmundo del Cerro, Martín Borja, Juan Ángel Aldana, Armando Bisceglia, Alfio Crivelli, Pascual Ciotta, Jorge Da Fonseca, entre otros.

001
Pero como si fuera poco, para tal ocasión, seis barcos fueron los encargados de transportar los miles de trajes de época, maquinarias y toda la utilería desde el pais del norte. Todo ésto demandó una inversión de millones de dólares y fué considerado como una de las producciones más costosas.

Por aquella década la ciudad apenas contaba con algo más de 110 mil habitantes, así que imagínese lo que habrá sido tal despliegue, no sólo a nivel local sino nacional, ya que hasta el presidente Arturo Frondizi recibió a los protagonistas en la mismísima Casa Rosada. Recordemos que la ciudad aún no conocía del aparato de televisión.

Tal film, basado en la novela de Nikolái Gógol trataba sobre la disputa entre cosacos y polacos por las estepas ucranianas y en muchas escenas se necesitaron extras montados, por lo que eran seleccionados por sus conocimientos y destrezas con los caballos. Algunos afirman que éste fue uno de los motivos por los cuales eligieron la provincia, ya que era más facil encontrar jinetes y buena caballada que en otros lugares, además de sus paisajes y similitud topográfica narrados en el guión.

Mayormente se filmó en lo que hoy son los terrenos militares y Castellanos, donde además se levantó un enorme castillo de utilería de mil seiscientos metros cuadrados de superficie y torres de quince metros de altura, imitación del original castillo de Dubnov, del siglo XVI y después fué quemado en la escena final.

Aunque la película no fué el exito que esperaban los productores, va a quedar siempre en el recuerdo de muchos salteños. 

Te puede interesar