Cono de Arita, una “pirámide” perfecta en Salta

En la provincia de Salta, entre las poblaciones de Caipe y Tolar Grande, se encuentra el Salar de Arizaro, que se sitúa a más de 3.000 metros sobre el nivel del mar. Se trata del tercer salar más grande del continente: por kilómetros y kilómetros lo único que se observa es un paisaje desértico que hipnotiza a los turistas.

El protagonista indudable del sitio es el Cono de Arita, una geoforma de origen volcánico que se eleva en el extremo sur del salar y se asemeja a una pirámide. Con una altura de unos 200 metros, es para muchos el cono natural más perfecto del mundo.

Varios estudios han demostrado que esta formación no es más que un volcán que no tuvo la fuerza suficiente para estallar, por lo que no posee cráter ni echó lava. El paisaje que lo rodea es sal negra, atraída a la superficie por magma subterránea.

Sobre el nombre del salar, una teoría afirma que proviene de la lengua kunza o atacameña y que significa “nido de cóndor” o “dormidero de buitre”, mientras que para otros el origen está en la lengua aymara y su traducción sería “filoso” o “punzante”.

Por los restos hallados en el lugar, se cree que el cono fue un centro de ceremonias de quienes habitaron la zona antes de la llegada de los incas. Hoy, en Tolar Grande, la población que se encuentra a unos 86 kilómetros del salar, se realizan múltiples festejos relacionados con la Pachamama.

Quienes quieran descubrir este sorprendente destino pueden optar entre contratar una visita guiada o ir por cuenta propia. Es muy importante llevar alimentos y bebidas (cuyos desechos deben tirarse en una bolsa de basura que cada visitante llevará consigo a la vuelta) y la memoria de la cámara vacía, porque rápidamente se llenará.

Fuente: Voydeviaje.com

Te puede interesar