El Concejo Deliberante de San Lorenzo da el ejemplo y expulsa a concejales involucrados en el escándalo del IFE.

En un país en donde nos han acostumbrado a tener que ver como las cosas “pasan” sin que muchas veces la justicia, o quien tenga que hacerlo, intervenga o tome medidas, es verdaderamente loable ver éste tipo de acciones que dan un poco de credibilidad o transparencia las instituciones.

El caso es que, los concejales José Reynaga y Monica Melisa González, quienes fueron electos por el municipio de San Lorenzo en las pasadas elecciones,  accedieron e intentaron hacer uso de beneficios sociales que no les corresponden siendo funcionarios públicos.

El Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) surgió del gobierno nacional con el motivo de brindar una asistencia económica a quienes reciben ingresos informales y formales insuficientes, o que han visto disminuidos estos recursos debido a que no pueden trabajar a raíz de la emergencia por el virus Covid-19. Por lo tanto, no es algo menor que un funcionario público acceda al cobro del mismo y por ende no tiene que dejarse pasar por alto.

$10.000, que es el monto que asigna el ANSES para quienes requieren cobrar el IFE, tal vez no haga la diferencia para un concejal que tiene su sueldo depositado todos los meses, pero si para alguien que en esta crisis no pueda tener ingresos como antes del distanciamiento social.

Es por ello que el Concejo Deliberante de la localidad de San Lorenzo, fue pionero y a modo ejemplar resolvió, tras cuarto intermedio, expulsar a los ediles involucrados luego de hacerse publicas las investigaciones de periodistas que dejaron al descubierto además a otros 49 concejales de distintas localidades de la provincia de Salta que habían solicitado o llegando a cobrar el Ingreso Familiar de Emergencia.

La pregunta es: ¿Algún otro cuerpo legislativo de Salta seguirá este camino o también harán la vista gorda? “Inhabilidad moral” fue la figura utilizada para la destitución de los ediles, según sostuvo el presidente del Concejo Sanlorenceño Juan Pablo Davalos. 

Así como son tiempos de ser solidarios y no de andar metiendo la mano en la lata al Estado, también hay que destacar las acciones que tienden a repeler estos actos de bajeza y falta de compromiso social.

Te puede interesar