16 Películas para llorar a moco tendido en Netflix

Si estás en Netflix y necesitas descargar unas cuantas lágrimas, o unas muchas, te recomendamos estos títulos: algunos clásicos, algunos recientes, pero todos ellos capaces de hacerte lagrimar

1 Big Fish (Tim Burton, 2003)

Entre la fantasía y las aventuras, Tim Burton nos emocionó de lo lindo con esta película, especialmente con su emotivo final. Basada en la novela de Daniel Wallace, nos cuenta la historia de un padre moribundo y un hijo distante, que acude junto a su cama para pasar los últimos momentos que le quedan con él e intentar conocerle mejor a través de sus fantasiosas historias, que viviremos en primera persona con Ewan McGregor.

2 El viento se levanta (2013)

En todas las películas de Hayao Miyazaki hay algo personal, pero quizás en esta más que en cualquier otra. Una de sus últimas producciones como director canaliza una de sus grandes pasiones, la aviación, en su personaje protagonista, un joven que sueña con diseñar aviones y que vivirá en sus carnes momentos históricos como la Gran Depresión o la entrada de Japón en la Segunda Guerra Mundial. Y, durante esa historia, habrá más de un drama que nos hará soltar la lagrimilla.

3 La lista de Schindler (1993)

Steven Spielberg retrató en esta oscarizada película uno de los episodios más oscuros de la historia mundial: el Holocausto. Y lo hizo desde una figura fascinante como la de Oskar Schindler, un empresario alemán que de puertas hacia afuera simpatizaba con los nazis y que, en realidad, salvaba a los judíos de ir a los campos de concentración dándoles trabajo en sus fábricas. La dureza de esta historia siempre nos pone los pelos de punta.

4 Kiss & Cry (2017)

¿Ganas de llorar con una película sin pretensiones que es capaz de tocar las fibras más sensibles? Quizás te apetezca pasarte por este filme canadiense de Sean Cisterna, en el que una joven promesa del patinaje artístico descubre que sufre de una rara variedad de cáncer de garganta. La noticia pone su mundo patas arriba, pero tendrá que seguir adelante pase lo que pase.

5 Billy Elliot (2000)

La música y el baile siempre son catalizadores perfectos para emocionarnos, y es que vehiculan de forma increíble las historias de superación y la pasión por la vida. Así es el caso de Billy Elliot, un niño de un barrio obrero que quiere bailar. Una película icónica de Stephen Daldry que siempre nos emociona en su tramo final.

6 Historia de un matrimonio (2019)

La nueva película de Noah Baumbach, que llega a Netflix el 5 de diciembre, te va hacer llorar. Y más de una vez. La intensidad de las emociones que ponen en pantalla Scarlett Johansson y Adam Driver es increíble, y el tema es tan universal que todos sentiremos algún tipo de conexión con su historia: rupturas amorosas, discusiones, encrucijadas vitales, incomunicación con los que más quieres... Una joya que no te querrás perder.

7 El diario de Noa (2004)

La película romántica por excelencia de nuestro siglo, y también una máquina infalible para hacernos llorar. Y no es tanto por la torrencial historia de amor entre Ryan Gosling y Rachel McAdams en las palabras de la famosa novela de Nicholas Sparks, sino por la mirada al futuro, a la vejez, a las ausencias, a la enfermedad. Es ahí donde nos toca la fibra.

8 A silent voice (2016)

Tan poética y romántica como la exitosa 'Your name', esta película de Naoko Yamada cuenta la historia de una estudiante de primaria que sufre el bullying de sus compañeros. Una situación nada agradable, que la obligará incluso a cambiarse de escuela. Ahora bien, la historia se centra en uno de esos abusadores, y su camino de redención años después.

9 Un monstruo viene a verme (2016)

Esta película dirigida por J.A. Bayona exige un mínimo de dos paquetes de pañuelos para poder verse. Al menos, si tienes el corazón sensible. La historia de este niño que proyecta sus problemas en fantasías con forma de monstruo tiene la capacidad de tocar la fibra del espectador.

10 Love Story (1970)

La historia de amor más trágica de los 70. La que nos enseñó que amar significa no tener que decir lo siento. Y que no todos los planes salen como esperas. Un melodrama icónico difícil de olvidar.

11 La tumba de las luciérnagas (1988)

No es sólo una de las películas más tristes de Netflix, sino también de la historia del cine. Y es que la guerra, la que sea, siempre tiene las peores consecuencias para las personas que se ven envueltas en su destrucción. Y si esas son un adolescente y su entrañable hermana pequeña, azotados por la hambruna y la miseria, más aún. Preparad las lágrimas, que Isao Takahata no se anda con tonterías.

12 Querido John (2010)

El romanticismo trágico de Nicholas Sparks ataca de nuevo en esta adaptación de una de sus novelas, en la que un joven soldado que regresa a casa se enamora de una chica. Y de ahí, el drama. Una de esas películas románticas donde todo parece ir a la contra, pero donde no sobran sentimientos inflamados.

13 Y nadie más que tú (2018)

Igual que 'Love Story', los amantes de esta película de Netflix se enfrentan a la tragedia, a los obstáculos que pone la vida, aquellos en los que el amor quizás no es suficiente. Una de esas historias para llorar bien fuerte.

14 Lo imposible (2012)

J.A. Bayona es un maestro en el arte de manejar nuestras emociones, y hay días en los que eso es todo lo que necesitamos: que nos dirijan, nos emocionen y nos manden para casa. En este filme recrea el tsunami que arrasó Tailandia en 2004, y cómo una familia separada por la ola tiene que luchar por volver a encontrarse.

15 Se lo llevaron: Recuerdos de una niña de Camboya (2017)

Fue la representante de Camboya en los premios Oscar, y confirma a Angelina Jolie como una cineasta más que interesante. En esta película cuenta la historia real de una niña que tuvo que sufrir la Guerra Civil en su país, llena de violencia, sangre y pérdida. Y es que estas historias, con la mirada de un niño, son mucho más desgarradoras.

16 Lo mejor de mí (2014)

Si queremos llorar, una adaptación de Nicholas Sparks siempre nos asegura un buen material. Eso ocurre de nuevo en esta película protagonizada por James Marsden y Michelle Monaghan, una pareja de jóvenes enamorados separados por las circunstancias familiares y que vuelven a reencontrarse años después.

Te puede interesar