El día que los nazis entraron a París con la Marcha de San Lorenzo (y que nadie recuerda)

Febo asoma, ya sus rayos iluminan el histórico convento...
Todos conocemos la Marcha de San Lorenzo. En la escuela la cantamos hasta el cansancio en actos sobre nuestra independencia y en cada 17 de agosto, fecha en la que se conmemora la muerte del General San Martín.

La canción patria cuenta la historia del Combate de San Lorenzo, una batalla decisiva en la Guerra de la Independencia Argentina. La misma además resalta el carácter heroico del padre de nuestra patria y del Sargento Cabral, quien dio su vida para salvar al General en el fragor de la batalla.

La misma fue estrenada en 1902 y se convirtió en una de las marchas militares más famosas del mundo. Fue usada en la coronación de varios monarcas británicos y las bandas de Uruguay, Brasil, Polonia y Alemania la incorporaron a su repertorio.

Pero esto provocaría una polémica años más tarde.



El terror invade Europa

El 14 de junio de 1940, las fuerzas de la Alemania Nazi ocuparon París. La capital francesa había caído frente a las ambiciones de Hitler y así, la Segunda Guerra Mundial empezaba de la peor forma para los aliados.

Al ingresar a la ciudad parisina, los nazis montaron un gran desfile para mostrarle al mundo el poderío del «nuevo orden mundial». Así, miles de tropas desfilaron por la mítica avenida de los Campos Eliseos, pasando por el Arco del Triunfo ante la mirada horrorizada de cientos de franceses.

Sin embargo, hubo una particularidad: los soldados de la Wehrmacht desfilaron al compás de la Marcha de San Lorenzo. La canción que una vez conmemoró la liberación de un pueblo, ahora daba inicio a una sangrienta ocupación.

¿Por qué la eligieron?

Resulta que previo al ascenso del nazismo, el ejército argentino le «obsequió» nuestra marcha al ejército alemán como gesto de amistad. Ellos a cambio nos obsequiaron otra canción, llamada Alte Kameraden (Viejos Camaradas).

Por una cuestión azarosa la canción terminó siendo utilizada años más tarde para el desfile nazi por las calles de París. Afortunadamente, cuando la ciudad fue liberada en 1944, el general Dwight Eisenhower ordenó (en un acto de desagravio) que las tropas aliadas ingresen a la ciudad al compás de la misma marcha.

Metida de pata

Lo que pocos saben es que, años más tarde, la utilización de esa canción casi genera un conflicto diplomático entre Argentina y Francia. En 1964, el Presidente de Francia Charles de Gaulle visitó nuestro país. Era la primera visita de estado de un mandatario francés en la historia.

De Gaulle era un héroe de la Segunda Guerra Mundial y fue protagonista de la liberación de su país. Quizá fue por eso que no le gustó nada cuando, durante su recibimiento en el país, la banda tocó la Marcha de San Lorenzo, asociada fuertemente con aquella ocupación que tanto daño les hizo.

Afortunadamente, la situación no escaló de un simple error protocolar y no dañó nuestras relaciones con el país. Sin embargo, forma parte de un curioso capítulo de la historia mundial que no siempre aprendemos en el colegio. ¿Lo conocías?

Fuente: HistoriaHoy

Te puede interesar