Enfrentados y con mamparas: así podrían ser los próximos viajes en avión

avion-960x640

Los vuelos en avión son un milagro de la vida moderna, vehículo del turismo internacional, y han sido la principal fuente de difusión de la pandemia de coronavirus . Así que no son pocos los que se preguntan qué futuro le espera a pasarse varias horas sentados codo a codo con otra persona en un ambiente cerrado, violando todas las normas del distanciamiento social que impone esta epidemia de coronavirus, y que seguramente continuarán en los próximos meses.

De poco vale aclarar que el aire en los aviones se renueva a gran velocidad (cada tres minutos) , y que esto contribuye a reducir muchísimo la posibilidad de contagio de una persona que tenga coronavirus dentro del avión . El problema es cuando la persona que viaja al lado nuestro, a pocos centímetros, habla, bosteza o (en el peor de los casos) tose o estornuda.

Cualquiera hubiera supuesto que algunas ideas que se barajaban el año pasado, tendientes a aumentar todavía más la densidad de pasajeros dentro de la aeronave, estarían descartadas. Pero no es exactamente así: todavía la industria les busque la vuelta para cumplir con las nuevas expectativas de higiene.

Por ejemplo, varias compañías en el mundo están bloqueando el asiento del medio, para aumentar la distancia entre pasajeros. La firma Haeco, mientras, plantea un diseño de planta del avión donde se alternan pasajeros con la carga que usualmente viaja en la bodega ; esto permitiría aprovechar de otra forma el espacio en el avión, y eventualmente separar a los pasajeros.

Pero el diseño que más llamó la atención por estos días es el de la compañía Aviointeriors SpA (especializada en el diseño de asientos en un avión) presentó Jano , un formato de asiento que ubica el del medio mirando hacia atrás en el avión, y que lo separa de sus compañeros con una mampara transparente . Una alternativa a este diseño, Glassafe , mantiene la mampara, pero no requiere cambiar la ubicación de los asientos y puede instalarse en cualquier avión que ya esté en operación.

Para Aviointeriors esta es una posibilidad: asientos enfrentados y separados por una mampara que frente toses y estornudosPara Aviointeriors esta es una posibilidad: asientos enfrentados y separados por una mampara que frente toses y estornudos

Según la compañía, el diseño permite una mayor privacidad, al tiempo que respeta el distanciamiento social al montar una barrera física entre nosotros y el aliento del pasajero contiguo.

Por ahora es sólo una propuesta; de ser adoptada, debería superar múltiples pruebas, incluyendo la certificación de que no dificulta la evacuación del avión ante una emergencia.

Pero está claro que la época en que la mayor preocupación era la posición del codo en el apoyabrazo será cosa del pasado pre coronavirus

Fuente: La Nacion

Te puede interesar