Las sillas que puso la ciudad para los jubilados ¿Desinfectadas? Esperá sentado

Captura de Pantalla 2020-04-13 a la(s) 12.38.46

Luego del caos de las colas en los bancos, fruto de una gran desprolijidad del Gobierno Nacional para organizar el cobro de jubilaciones, pensiones y planes sociales, los funcionarios de Gobierno de distintos niveles activaron mecanismos de ayuda y colaboración para ordenar el caos. 

Uno de los que más activos se mostró fue el Gobernador Gustavo Sáenz que recorrió bancos personalmente y puso a centenares de funcionarios en toda la ciudad a colaborar. 

Bettina Romero, desde la intendencia, no se quedó atrás. Ofreció desayuno e incluso colocó sillas para que las filas respeten las distancias y los jubilados no se cansen de estar parados. 

“Tal como dijo el Presidente, los jubilados son una prioridad. Por eso colocamos sillas, les brindamos un desayuno caliente y nuestro equipo de voluntarios los asesorará para que su permanencia en el lugar sea para casos realmente necesarios”, expresó la intendenta haciendo un guiño a la Casa Rosada al mismo tiempo. 

“Desde las 4 de la madrugada, 30 voluntarios de la Secretaría de Deportes y Juventud colocaron sillas para que los jubilados esperen su turno con la mayor comodidad posible. Además, se les brindó un desayuno caliente y elementos de protección e higiene” informaron.

Lo que no se observó es la desinfección permanente de las sillas que, de acuerdo a infectólogos consultados por este medio, “pueden ser un medio de contagio importante si no se desinfectan cada vez que una persona la deja y antes de que otra la ocupe”.

Esta iniciativa se repitió en otros municipios de Salta y del país. Un ejemplo de cuando querés ayudar y complicás más las cosas. 

Te puede interesar