El boom de las cocinas "fantasma"

cooccio

¿Usás una app de delivery? Entonces es muy probable que hayas consumido alguna vez un plato elaborado en una cocina "fantasma". Este tipo de cocinas nació por la alta demanda de los pedidos a domicilio. Los restaurantes convencionales a veces no daban a basto para satisfacer todos los pedidos, o se les complicada el servicio para atender esta necesidad. Entonces a alguien se le ocurrió crear un espacio - fuera del local del restaurante o bar tradicional - en el que se produzca comida solamente para los pedidos de delivery.  Surgió en Inglaterra, y se expandió por todo Europa y EEUU.

Suelen estar ubicados en lugares urbanos para que los cadetes, ya sea en bicicleta o moto, puedan buscar rápidamente los productos y repartirlos a los clientes que hicieron los pedidos.

¿Quiénes son los dueños de estas cocina "satélite"? Muchas veces las mismas empresas de delivery online. En otros casos, los mismos dueños de restaurantes convencionales. Se instalan en grandes galpones, y por lo general con todas las habilitaciones correspondientes. Muchas veces en el mismo lugar físico de producción, funcionan varias marcas o estilos gastronómicos: criolla, india, italiana, árabe, e incluso vegana.  Son restaurantes que nadie ve, no tienen mesas y sillas, sino que son plantas de producción.  Hay casos en que varias marcas conviven en el mismo espacio físico a modo de "coworking".

Uber Eats, Glovo o Pedidos Ya son las apps que funcionan localmente, y las responsables en el mundo junto a Just Eat y Deliveroo, entre otras, de que este tipo de cocinas haya nacido.

Este nuevo sistema tiene varias ventajas.  El trabajo rinde más porque el personal está más concentrado en elaborar comida solo para delivery.. Nadie se distrae atendiendo al público en un salón. Otra ventaja es que si algún plato no funciona, es decir que no le gusta al público o no lo pide, sale de la carta inmediatamente, y se reemplaza por otro. Además para un empresario, invertir en este tipo de negocio es considerablemente menos costoso que un restaurante convencional.

La desventaja para los comensales, es que no pueden "salir" a comer esos platos a un local determinado.

Para los restaurantes o cocinas "fantasma" el gran desafío es poder realizar alianzas o sociedades convenientes con las empresas de delivery online, las cuales se llevan gran parte de la ganancia.

Este fenómeno que nació aproximadamente en 2015, ya está funcionando en Argentina.

Fuente: mdzol.com

Te puede interesar