Salta y sus contrastes

La visión sobre esta hermosa provincia descripta por un Guía de Turismo que hace años recorre su geografía
Travesia-Salta-explorations-in-the-Andes

Por Santiago Dávalos, guía profesional de Turismo.

En la vasta expansión del universo, todo tiende a tener un orden cronológico de la vida. Dentro de esta galaxia está el sistema Solar, donde según Carl Sagan se ve a la distancia ese "puntito azul" donde converge la vida. Dentro de este hermoso planeta tenemos una variedad inmensa de gustos, donde lo vivo y lo muerto tienen una co acción y en donde el ser humano es el único ser capaz de tener en la ciencia, la conciencia de definir lo bueno y lo malo, lo lindo y lo feo.

Definir lo lindo es una búsqueda implacable del ser humano, donde tal búsqueda nace de adentro de uno el encontrar algo nunca conocido  algo que lleve de lo externo a lo interno y que de las experiencias externas se produzca en el interior de uno un regocijo con la experiencia de lo que se encuentre.


En un viaje se descubren cosas todo el tiempo, uno comienza un viaje con un proyecto, un plan para llegar a ese lugar donde uno por interés propio o generado por algún motivo personal logra reunir todas las facultades para lograr el objetivo que uno se plantea antes de elegir el destino. En casi todos los casos se logra la satisfacción de lograr el objetivo de cumplir con la expectativa previa.

Uno toma la decisión de salir del hábito común en el que vive y parte a esa nueva aventura organizada. En muchos casos también no sale como uno lo había calculado previamente y se dan nuevas experiencias en torno a lo que uno vive dentro de un viaje.


Como guía de turismo he observado miles de casos donde las personas que nos visitan vienen con un pensamiento formado previamente y es el momento más especial de todos cuando uno encuentra lo que venía buscando, ya sea por comentarios previos a la experiencia propia o simplemente por lanzarse a conocer sin saber demasiado del lugar descubierto.


Es una alegría inmensa el notar ese sentimiento surgido, donde muchas de las personas (no todas ) ven real lo que les habían comentado, donde una fotografía muestra el esplendor de un paisaje y su vivencia pero no su esencia. El paisaje transmite su propio aroma, como todas las cosas, tienen el común de ser únicas e imposibles de compartir, ya que es algo propio. Siempre comento que aquel que le gusta invertir en la vida, tendrá como valor agregado el comprar e invertir en algo que nadie se lo puede robar. Uno puede perder muchas cosas en un viaje pero nunca perderá lo visto y lo vivido en cada viaje.


Esta provincia tan única como especial, trae en la mesa el sabor del encanto, donde cada lugar dice algo.
En las peñas la tradición, en los cerros la historia de esta Tierra, en los cielos, las piedras brillantes de un cielo nocturno y al salir el sol, el color de la vida. Llegar a conocerlo es de gran virtud, donde las preguntas nacen a cada tramo. Siempre como seres humanos nos vienen teorías acerca de todo. Algunos son coherentes, otros exagerados y otros cautos en todo momento o sino un cóctel de todo un poco.


Salta la linda como se conoce, escribió en su geografía esa L acostada, el palo chiquitito sobre las zonas chaco pampeanas y en su mayor extensión los valles y los Andes. Uno puede ver la gran variedad de climas y micro climas donde la variedad es muy amplia. Los parques nacionales, las reservas y las ciudades y pueblos por todo su territorio. Solo hay que animarse a descubrir de todo un poco.

Allá en Tolar Grande donde esas primeras células de la tierra aún están vigentes y donde en El Rey de los parques se encuentran los más intrigantes animales, desde aves hasta un tapir, especie de mamífero sudamericano más grande. Frutas tropicales, de toda estación, petróleo, gas, litio, toda fuente de energía, aún el Sol de los valles calchaquies presentes casi todo el año redondo.

En nuestra gastronomía, se destacan típicos platos, un locro en los tiempos fríos y las famosas empanadas que son un orgullo provincial. Los vinos más altos del planeta, como si el sol le daría su sangre a esa bebida tan popular y sagrada para muchos. La fe inquebrantable, con peregrinaciones que duran días, reflexionando en el prójimo, en la esperanza y el la presencia de todos los años de decir "aquí estamos, somos hermanos"
Por eso como alguna vez dijo mi bisabuelo Juan Carlos Dávalos. Somos buscadores de paisaje, amantes de las cosas buenas y desenfrenados en el carnaval.
Que más le podría decir, Salta es mi lugar en todo este vasto y grandioso universo donde lo que se ve y lo que no se ve nos hace HUMANOS...


 

Te puede interesar